Blog

¿Cómo montar un árbol de Navidad…diferente?

La Navidad se acerca y con ella, nos trae toda la decoración Navideña para tal ansiada festividad. Las calles se van llenando de luces, las tiendas empiezan a decorar sus escaparates y es hora de decorar tu propia casa para adecuarla a las fechas venideras. Una de las decoraciones más tradicionales y que con más ímpetu se coge es la decoración del árbol de navidad, objeto característico de la Navidad y que más hogares utilizan para anunciar que la llegada de la Navidad está a la vuelta de la esquina.

Montar un árbol de Navidad, aparentemente es muy sencillo. Los árboles, principalmente artificiales, están confeccionados ya para que su montaje sea muy sencillo. Normalmente se componen de 4 o 5 plantas que se anclan entre sí para darle altura y finalmente se le incluyen los decorativos que cada uno en su punto de vista quiere para su árbol enganchado en las puntas de las ramas.

Sin embargo, año tras año, esta tradición se va extendiendo y van apareciendo nuevas vertientes decorativas para hacer más bonito y sorprendente el árbol. Pero si de verdad quieres hacerlo realmente sorprendente… ¡Aquí te dejamos algunos trucos!

CREA TU PROPIA TEMÁTICA

La decoración depende de los gustos de cada uno. Es muy importante que siempre sea agradable a simple vista para aquellos que más tiempo van a estar viéndola. Es mucho más divertido orientar cada año la decoración Navideña a una temática diferente. Temática con decoración mediterránea, exótica, nórdica, inspirada en el fútbol o en películas, pueden ser incluidas en el repertorio. Únicamente debes fijarte en que cada objeto de decoración esté asociado a la temática elegida.

INVOLUCRA A TODO EL NÚCLEO FAMILIAR

No es lo mismo que el árbol sea montado por una única persona dentro del núcleo familiar que lo hagan todos. La navidad es sinónimo de felicidad en familia y cuantas más cosas se realicen juntas, más se vive. En este caso todos los que habitan la casa deberían de colaborar para poder tener ese sentimiento de pertenencia hacia la decoración de la casa y ser participe en la elección de la temática.

ROMPE CON LA TRADICIÓN.

El árbol de Navidad no necesariamente debe ser un abeto natural o artificial. Echa mano de la imaginación y construye tu base del árbol diferente. Con bloques de hormigón, cestas, o incluso copilando diferentes productos, como vasos royos de papel… ¡Echa mano a la imaginación!

DESPIERTA LA ORIGINALIDAD

Una vez cambias la mayoría de los componentes principales que componen el árbol, llega el toque final, los elementos decorativos. Un árbol de Navidad es original y bonito si gusta lo que se ve. No necesariamente se deben utilizar las tradicionales bolas de Navidad, un árbol puede albergar cualquier tipo de producto, sin limitaciones. Céntrate en la temática elegida y elije pequeños productos relacionados.

Productos relacionados

Deja tu comentario