Blog

¿Dormir con la ventana abierta o cerrada?

En la recta final de la primavera y el verano asomando en la esquina, nos vemos en una situación extraña cuando vamos a dormir, en el paso previo a introducirnos en la cama, ¿Cerramos la puerta o la dejamos abierta?

La inminente llegada del verano no para de hacer crecer los termómetros y subir la temperatura. Una vez entrada la noche y en dirección a la habitación entra la tesitura de dejar la venta abierta o cerrada a la hora de dormir.  ¿Qué hacemos?

Aquí te contamos las ventajas y desventajas de dormir con la ventana abierta.

1 – Respiras aire fresco

Quizás sea la principal ventaja de abrir la venta. La renovación del aire es constante debido a la entrada constante de CO2 por lo que siempre respirarás aire fresco.

2 – Favorece el sueño

Otro de los aspectos positivos a tener en cuenta es que  dormir con la venta abierta favorece al sueño. Debido a la entrada de aire, rebaja la temperatura de la habitación favoreciendo la relajación de nuestro cuerpo evitando la sudoración o sofocos. Además, el respirar aire fresco y no cargado, favorece nuestro cuerpo.

3 – Tú controlas la temperatura

Aunque suene extraño, una de las principales ventajas de abrir la ventana durante la noche es que tú mismo puedes controlar la temperatura de tu cuerpo durante el sueño. Si te sientes frío siempre puedes taparte con la funda nórdica o colcha para contrarrestar la inestabilidad. Sin embargo, con la ventana cerrada si duermes sin funda nórdica o colcha ya no podrás desprenderte de nada más para equilibrarlo.

El único hándicap de dormir con la ventana cerrada son los posibles ruidos que genere tu entorno y que pueden llegar a ser molestos a la hora de dormir. Quizás si sois calurosos puede ser una variable a contemplar a la hora de comprar una casa.

Productos relacionados

Deja tu comentario