Blog

¿Qué gramaje elegir en las colchas de verano?

Cómo ya comentamos en el anterior post, la temperatura marca los cambios de ropa de cama y es hora de elegir las colchas de verano que nos acompañarán durante la primavera y todo el verano.

Una colcha es un producto de mucha calidad, que necesita de varios factores a tener en cuenta en la elección además del diseño, como es el material y el grosor que debe tener.

Al igual que ocurre en invierno con la elección idónea del relleno nórdico, dependiendo de las zonas en las que nos encontramos y las condiciones que se dan en la casa (os explicamos en un post: cómo elegir el grosor ideal) también ocurre en las colchas a pesar de estar en épocas de aparente calor.

Durante la noche, las temperaturas pueden variar en torno a 4-5 grados negativos. No es la misma temperatura la que podemos encontrar a las 23:00 o 00:00 cuando nos acostamos que la que nos encontramos en el transcurso de la noche, sobre las 05:00 y las 08:00. En la imagen, podemos ver el descenso habitual que sufren en Madrid, con un descenso de 4 puntos a partir de las 23:00 y casi de 10 puntos respecto al día.

Por este motivo, es importante que la colcha, a pesar de ser para verano, debe contener un mínimo de gramaje para poder tener el suficiente bienestar durante todas las noches, sin llegar a tener ni frío ni calor.

En el mercado, dependiendo del fabricante, actualmente se pueden encontrar multitud de gramajes para una colcha. Pero debemos saber que existen muchas colchas que no son para verano y están orientadas para ser usadas en épocas de más frío, como en otoño e invierno.

Una colcha de verano debe tener en torno a 100 – 150 gramos. Es importante que no pase este peso ya que dará un síntoma de calor y agobio y el descanso no llegará a ser placentero.

Es importante saber diferenciar las colchas de verano con las de invierno fijándonos en el gramaje del relleno y la composición del tejido, que sea 100% algodón.

 

Productos relacionados

Deja tu comentario